Cosas que sólo pasan en este país (Pompeunomics)

Artículo aparecido en Pompeunomics el 23/06/2012

Hace no mucho escribí sobre BizBarcelona, sobre cómo me parecía que no fomentaban el emprendimiento, la creación de negocio o el apoyo a proyectos interesantes. Mi compañero Xavi también se apuntó a dar su opinión sobre el primer y segundo día del evento.

Al final acabé yendo. Lo sé, en un principio dije que no merecía la pena, pero había 22@Update Breakfast y no podía resistirme a desayunar gratis y a escuchar lo que tenía que decir Jerry Engel, de la universidad de Berkeley. Y además, qué narices, ¡es gratis!

Los 3 ponentes son Itxaso del Palacio (Founders Fit), Jerome Engel (UC-Berkeley) y Ramon Costa (inPreneur). Destacan las intervenciones de Itxaso con una magnífica idea y Jerome con su capacidad de hacerte reflexionar y su habilidad de moderador. Una vez se acaba el evento, los cuatro que estábamos allí decidimos quedarnos al OIMP que se realizaba en el mismo lugar. Hablo con un par de personas mientras acaba de arrancar el OIMP y cuando empieza, me vuelvo a sentar para escuchar un panel de primer nivel.

Los participantes del panel son: Jerome Engel, Wim de Waele (IBBT), Shigeo Kagami (University of Tokio), Helmut Schönenberger (UnternehmerTUM), Manav Subodh (Intel) y el responsable de emprendimiento de la National University of Singapore (cuyo nombre no consigo recordar).

Acaba el panel y viene el primer error de cualquier evento: no dejan tiempo para que los asistentes hablemos con los ponentes. ¿De qué sirve tener a un ponente ante tus narices y no dejarte tiempo para hablar con el/ella? ¿Se supone que debemos asistir a la ponencia y admirarlos desde la lejanía pero no hablar? Me resigno a quedarme sin hablar con alguno de esos cracks y cojo al primero que se cruza por delante. El alma cándida que me atiende no es otro que Helmut Schönenberger.

Le hago un par de preguntas, me responde, Guzmán (quien me acompaña a este tipo de eventos) también hace unas preguntas, le responde, le explico un pequeño proyecto que tengo entre manos (y que explicaré aquí en unos meses, ¡prometido!) y me comenta que tiene que ir a otro sitio, que se lo expliquemos mientras vamos caminando.

La conversación avanza de la manera más normal hasta que a los 3 minutos aparece el CEO de 22@Barcelona (agencia municipal de desarrollo del distrito 22@) Josep M. Piqué quien se lleva de mala manera al ponente, agarrándolo del brazo, sin dirigirnos la palabra. En el momento en que Helmut se da cuenta que es Piqué quien lo está agarrando le dice: “You should talk to these guys”. A lo que Piqué responde con una sonrisa, nos da la mano y se lleva al ponente dejándo a Helmut atónito ante la situación.

BizBarcelona es en teoría un lugar donde se promueve el emprendimiento. Si es así, ¿por qué cuando alguien está desarrollando un proyecto y quiere explicárselo a alguien se le trata de tan mala manera? Y no por un cualquiera, sino por el mismísimo CEO de 22@Barcelona. Helmut estaba interesado en la conversación (no estábamos dándole la lata).

Entiendo que es un ponente y que quieran pasearlo por todo el evento pero me molesta que un señor (que se vanagloria de promocionar el emprendimiento en nuestra ciudad) me trate de mala manera, se mofe de mi proyecto despreciándolo sin ni haber querido escuchar de qué va y me mire por encima del hombro. Hay maneras y maneras, y siendo el CEO de una corporación pública muy importante, podría controlarse un poco más a la hora de tratar con los “súbditos” que intentamos sacar proyectos adelante.

Si ya tenía razones para no creer en el BizBarcelona, esta anécdota no hace más que reforzar esa no creencia. Y encima, me hace perder la esperanza cada día más en la administración pública. Suerte que siempre hay excepciones y que no todo es así.

Leave a Reply