El caso de la Societat de Debats–Un ejemplo de cómo funcionan nuestras motivaciones

Hoy ha salido la nueva edición de El Xarrup, el boletín de noticias de la Facultat de Ciències Econòmiques de la Universitat Pompeu Fabra. Recuerdo leerlo desde que entré en la universidad hace ya un año y medio.

Siempre se caracteriza por ser bastante corto, tener una entrevista, una peculiar viñeta/comic sobre la vida diaria de los estudiantes doctorales (obtenida de una página que se llama PhDcomics) y un artículo generalmente de opinión. Algunas veces cambia el formato pero esos elementos siempre suelen estar.

La verdad es que El Xarrup no es un boletín largo, apenas contiene unas pocas páginas. Este mes solamente trae 4 páginas. Una mini entrevista al nuevo decano Vicente Ortún, un artículo para evitar los típicos nerviosismos achacados al período de exámenes, un repaso a los profesores de la UPF que se han apuntado al carro del gobierno del President Mas y por último una reflexión sobre la Societat de Debats de este año 2011.

Donde me gustaría centrarme es en este último artículo dedicado a la Societat de Debats. La Societat de Debats de la UPF es una iniciativa que tiene como finalidad promover la creación de un espacio de reflexión y opinión en el ámbito universitario, por los propios estudiantes. Es bastante parecido a las competiciones de debates que alguna vez se ven en la tele y cine americanas (la serie Community es un buen ejemplo).  La principal diferencia con los americanos radica en la participación que mientras allí es considerable aquí es más bien raquítica.

La reflexión en El Xarrup viene a resaltar que este año la iniciativa se ha cancelado por falta de participación. De hecho no se ha presentado ni un solo grupo. Generalmente hay 3 tipos de personas que participan en la “vida universitaria extracurricular”, pero ninguno de ellos ha aparecido.

Los de los créditos

Todo licenciado/diplomado conoce los créditos de libre configuración. Son créditos que básicamente te reconocen actividades extracurriculares o asignaturas no relacionadas con tu carrera. El EEES (Espacio Europeo de Educación Superior), también conocido como Bolonia se eliminan los créditos de libre configuración, lo que significa que todos los estudiantes de grado ya no tienen esta opción disponible. Los que quedan de licenciaturas aprovechan todos los cursos y los de grado ni siquiera los consideran.

Los que le gusta la cosa en cuestión

Aquellos que tienen una verdadera pasión y ven una oportunidad para desarrollarla. Son pocos, motivados y con ganas de participar. Se apuntan sin pensarlo y harán el curso den créditos, no den nada o ¡incluso haya que pagar dinero!

Los listillos con vistas de futuro

Por último, están los que conocen que las cosas cambian, que ir a una actividad de este tipo puede significar alguna diferencia en el futuro. Quizá no vayan con muchísima motivación pero son capaces de ponerle ganas al tema e incluso les podría acabar gustando.

Incluso me atrevería a hacer una proporción del total de estudiantes pertenecientes a cada grupo: 70% créditos, 20% motivación, 10% listillos.

Que ninguno de estos 3 se haya presentado me parece increíble. Siempre se suele presentar alguien. En mi tiempo que llevo organizando cosillas dentro de la universidad, se lo tremendamente difícil que puede ser hacer que haya un mínimo de asistencia. También lo conoce la universidad (institucionalmente), a la que le cuesta llenar salas cuando organiza actividades interesantes. Pero que nadie se presente me parece inusual. Quizás esté marcando un cambio…

Una asistencia de 15 o 20 personas suele ser considerado un éxito (también depende del calibre del evento en cuestión) y muchas veces resulta imposible conseguir más. Suele fallar el cómo captar a la gente y sobre todo que la gente conozca y se de cuenta de que esas actividades tienen un valor añadido.

Bolonia nos deja sin un tipo de estudiante, el de los créditos (dicho sea de paso, es el tipo que mayor asistencia proporcionaba). En el corto plazo perdemos a un 70% de los que van a los cursos. Este tipo de actividades se tienen que mantener, así que más nos vale a asociaciones y universidad ponernos las pilas en hacer que 30% restante participe.

Como no lo hagamos, se perderá mucho en el camino.

Dejo El Xarrup colgado para que le podáis echar un vistazo:

El Xarrup Nº48 – Març 2011

One thought on “El caso de la Societat de Debats–Un ejemplo de cómo funcionan nuestras motivaciones

  1. Ferran

    Alex,

    Excel·lent reflexió i preocupant situació.

    En parlem.

    Ferran S.Q.
    Antics UPF

    Reply

Leave a Reply