Tribus. Deja de no hacer nada y ponte a liderar

Seth Godin es un autor nuevo para mi. No había leído nada suyo previamente y de lo único que sabía era que es uno de los gurús más importantes del marketing. Me ha sorprendido la rapidez del libro, lo poco complicado de sus explicaciones y lo conseguidas que están. Pero lo que más me asombra es la gran carga emocional que desprende. Mientras lo leía tenía la sensación de estar delante de un presentación con el mejor de los ponentes.

Bien pensado, no sé porqué razón ha llegado el libro a mis manos. En realidad, yo le había pedido a Sergio Estévez el libro de Law’s Order de Friedman para investigar un poco más en la asignatura Introduction to Business Law (bueno, y para hacerle la pelota al profesor, que nunca está de mal). Sin embargo, por un pequeño asunto que he entendido justo al terminar Tribus, me trajo los dos juntos.

Esa razón por la que me dio el libro es la siguiente: “Si sacas algo en claro de este libro, si subrayas o marcas con postit el texto espero que hagas algo por mí: Dale este ejemplar a otra persona. Pídele que lo lea. Pídele que se decida por el liderazgo […].”

Si el libro no fuese mío, se lo pasaría a alguien más pero a falta de una opción, la alternativa es esta.

Pero, ¿qué explica el libro? Si estás buscando un manual conciso sobre el liderazgo, te decepcionará. Godin ha hecho una cosa con mucho cuidado al escribir el libro, se ha comportado como un auténtico líder.

Y con eso quiero decir que ha conseguido guiar una tribu de personas  que quieren ser líderes. Lejos de dirigir, aconseja. Eso marca una diferencia sustancial entre aquellos que dirigen (y se atienen al statu quo) y aquellos que lideran y consiguen innovar.

En realidad, el libro son sólo una serie de consejos para llegar a liderar tu propia tribu, y lo que es más importante, da una lista gigante de razones por las que debes (es un imperativo) pasar de la sombra del “pastoreo”, a la luz del liderazgo.

En el libro no hay ninguna restricción para convertirte en un líder, salvo de hacerlo por aquello de ganar reputación o dinero, en cuyo caso mejor abstenerse. Todo son posibilidades, y el único con la capacidad para llevarlo adelante eres tú.

Poco más tengo que decir, no hay mejor manera de entenderlo que leyéndoselo.

libro-tribus-seth-godin