Gratis: reseña

Gratis es uno de esos libros que se podría considerar míticos, especialmente en el ámbito divulgativo. Escrito por Chris Anderson, gran conocedor de las tendencias de la red y redactor jefe de la revista Wired, es un must-have para todos aquellos que quieran conocer el desarrollo pasado, presente y futuro de los negocios en la red, matizando y remarcando un subgrupo que ha conseguido una parte importante de la base de usuarios de la red, el de los servicios gratuitos en internet.

El libro demuestra no ser una mera base de afirmaciones y especulaciones hechas en base a argumentos poco fiables. De hecho, lo que más me ha sorprendido es la rigurosidad con la que se ha hecho un estudio.

El libro ha tenido mucha controversia, no sólo por sus transgresoras afirmaciones sino también por el caso de plagio del que Anderson fue acusado. En la primera edición escrita del libro (pero que no se puso a la venta) se incluían numerosos párrafos incorrectamente citados que aludían a artículos de terceros (Wikipedia y otras fuentes). Anderson admitió el hecho pero lo achacó a problemas con la edición de las notas a pie de página en la versión final (ver este artículo en PlagiarismToday).

Afortunadamente, en la versión en castellano y en la edición digital gratuita proporcionada por el propio autor, este problema ya no existe.

Ahora veamos de qué trata este libro:

gratis-chris-anderson-212x300

A little ‘bit’ of history 

La historia de lo gratis es, sin lugar a duda, una de las cosas más interesantes que he podido leer. En la época de los átomos (en terminología Anderson) o lo que es lo mismo, en los siglos anteriores al XX, lo gratuito era usado como una herramienta más de marketing. Desde el éxito de la gelatina gracias a las recetas gratuitas vendidas en revistas para señoras, a las máquinas de afeitar gratuitas que se regalaban con algunas cuentas bancarias (shave and save). Lo gratis producía un aumento en la demanda gracias a que creaba algo así como un efecto llamada o de necesidad sobre un producto principal.

Este modelo se practicaba hasta que hace poco, la tecnología inventó algo que hasta hace muy poco, producir en cantidades astronómicas algo, convirtiendo su coste marginal en cercano al cero.

Marginal Cost = 0

El coste marginal es el coste de producir una unidad más de cualquier producto. En la economía tradicional, este término es de gran importancia y determina, por ejemplo, el precio de un monopolista.

La posibilidad de crear economías a escala en la que el producto se pudiese producir en cifras enormes, antes inconcebibles hace que estos costes caigan, aproximadamente al 0. Aquellos contrarios a las afirmaciones presentadas en este libro pueden argumentar que un coste cercano a cero no es un coste cero, pero a efectos reales la diferencia es inconcebible.

Pues eso es lo que ocurre en la economía actual de los ‘bits’, también conocida como internet. Nos encontramos con que el coste marginal de comprar un bit es casi 0. Podemos hacer la comprobación nosotros mismos (coged el precio de cualquier disco duro y divididlo entre el número de bits que contiene). Otro factor importantísimo para que esto suceda es el hecho empírico de que los precios del ancho de banda, del almacenamiento y del proceso disminuyen a razón de la mitad cada 2 años (no estoy seguro si es de 1 o 2 años). Esto permite reducir los costes todavía más.

Las distintas leyes observadas son de gran interés y la explicación dada en el libro es clara e ilustrativa.

Makin’ business at a price of 0

¿Es posible hacer dinero “vendiendo” a precio 0? Pues sí. Teóricamente, el principio más importante en este ámbito es el del intercambio de valor en los mercados no monetarios.

No hay que ser graduado para deducir lo que son los mercados no monetarios. Pero son importantes porque puede existir un intercambio de precio de un mercado monetario a uno no monetario y viceversa. Esto quiere decir que el valor de un producto o un servicio puede pasar de medirse en euros a medirse en reputación y atención. Y el nivel de atención y reputación que ese mismo producto pueden medirse en unidades monetarias (de hecho eso explica el increíble precio estimado de 3,500 millones de dólares que vale Facebook).

También tiene repercusiones en un tema de mucha actualidad, la música y las “pérdidas” producidas a la industria musical por culpa de la piratería (falacia). La música y las películas han pasado de ser medidos en un mercado principalmente monetarios a mercados no monetarios. Esto implica que el beneficio directo para el músico en cuestión se da en unidades de mercados no monetarios (a destacar atención y reputación). Y lo más importante, se puede hacer dinero de tal manera puesto que los mercados no monetarios influyen directamente en el monetario.

El fan de Nine Inch Nails, por ejemplo, valora positivamente que su grupo ponga a su disposición canciones gratuitamente. Y por ello convierte la reputación y la atención que ha ganado en beneficio monetario gracias a la compra de CDs, DVDs, merchandising o la entrada de un concierto. Y a Nine Inch Nails le va muy bien así. Lo mismo le pasó a Coldplay cuando lanzaron un disco suyo al precio de “la voluntad”. Podías pagar lo que quisieras, y los beneficios totales obtenidos de los discos y archivos vendidos y de los conciertos fueron enormes.

Volviendo al tema, Anderson define tres estructuras para ganar dinero con lo gratuito:

    • Subsidios cruzados, por lo que unas actividades económicas rentables subvencionan a otras
    • El mercado trilateral, por el que los anunciantes pagan los contenidos que finalmente llegan al usuario
    • El freemium, que permite sostener un modelo a base hacer que una pequeña parte de sus usuarios (gratuitos) pague por una versión avanzada del mismo. Ahora está de moda

Si no me equivoco, el libro reconoce cuatro estructuras distintas y como último menciona los mercados no monetarios. Sin embargo, mi opinión es que los mercados no monetarios son la base para las otras tres estructuras y que no podrían ser posibles esos modelos de negocios sin la presencia de mercados no monetarios. Son la consecuencia de dichos mercados no monetarios.

Closing

Las reflexiones pertenecientes a las últimas páginas del libro sobre las consecuencias de un mundo con gratis, hacen honor a la calidad del libro.

Hace poco traté algunos de estos temas en un post anterior, y fue muy grato ver que había ciertas cosas en las que coincidía con el libro.

Para terminar, dar las gracias a Sergio Estévez por dejarme el libro y advertirle que se va a acabar haciendo mi librero personal.

One thought on “Gratis: reseña

  1. Sergio Estévez

    Una reseña del libro muy completa y acertada. Creo que este libro tiene mucha tela que cortar y que mete el dedo en los peligros y las oportunidades de esta cifra radical: cero.
    Mil gracias por la mención.

    Reply

Leave a Reply